Ayuda // Respuestas UCDM

Os compartimos una respuesta a una parte de nuestro Ser, que se sentía emocionalmente muy atascado y pidió ayuda, por si esta lectura puede servir a alguien más.

CONSULTANTE

(…) No tengo los libros del curso, no soy estudiante, pero cada transmisión tuya que sale las estoy viendo una y otra vez, con éstas lecturas que haces del libro ¿me pueden ayudar?
Ayúdame María por favor.

MARÍA

Primero de todo dejamos salir todos esos sentimientos. Dejamos de resistirnos a ese barullo de pensamientos dejando que suenen, mas descansando en un lugar profundo dentro nuestro. No resistimos esos pensamientos y tampoco los tomamos en serio, tan solo que salgan y se muevan. Que salga cualquier emoción. Y hago todo esto en confianza, dándole la mano al amor que me está cuidando.

Durante este proceso, conecto con mi corazón y desde ahí pido ayuda para dejar de experimentar este sufrir (no para que cambien las cosas a una forma concreta, eso ya sucederá por si mismo de la manera adecuada), solo cuido mi corazón y le pido al Amor, al Espíritu, al Padre y/o a Jesús, que me ayuden a dejar de sufrir así, pido el milagro y me brindo a él. Que su luz te acaricie, te calme y te provea poder ver esta situación de otra manera en la que veo que la ayuda de Dios está ahí al lado dispuesta a que la vea.

Una vez hecho esto (a tu manera y sentir) confío en que ya le he dado permiso al Espíritu para que se haga cargo de la situación. Ahora voy de su mano y estoy receptivo. No tengo ni idea de qué debo pensar, tan solo acunarme en un pensamiento de paz y confiar.

Una vez habiéndome atendido, date cuenta que tienes una oportunidad para que tu mente esté abierta a escuchar un mensaje desde la eternidad. Y estos mensajes son los únicos que tienen el poder de marcar una verdadera diferencia. Cuando sentimos que las cosas se derrumban, estamos abiertos a escuchar a la Voz del amor rescatándonos. Y ahí está Un Curso de Milagros.

Te invito a leerlo calmádamente (sin intentar entender todo), que puedas tomarte ese momento de lectura como un momento de paz y abrazo desde la eternidad que te AMA y que ahí está al rescate de tu corazón. Haz el libro de ejercicios y ve pasito a pasito, día a día.

Haz, desde el sentido común, aquello que te sientas guiado para tus cuidados (comer, trabajar, relacionarte…).

Y agárrate fuerte a la enseñanza, pues lo que puede brindarte está mucho más allá de lo que podemos imaginar. Nos devuelve a la Vida Auténtica. Te amo y estoy contigo.

Te dejo un link en el que PUEDES LEER Y DESCARGAR Un Curso de Milagros, la última edición.

https://descubriendouncursodemilagros.files.wordpress.com/2019/05/ucdm20completo.pdf

Todo va a ir bien.

¡Muchos muchos abrazos!!!!

NÚRIA:

Nada queda en saco roto. Todo lo que hacemos desde el propósito de sanar da frutos. Lo importante es no anticiparnos ni intentar hacerlo por nuestra cuenta. Pues eso nos lleva a seguir sintiéndonos solos. Pero no lo estamos No estamos solos. Cada paso esta respaldado por la Eternidad misma.

Como bien dice el Curso: “las prisas son del ego.”

El ego nos invita a acumular, a tratar desde la tensión estos nuevos aprendizajes. A buscar ya mismo la solución. Pero la clave está en que lo propone desde el conflicto.

El Espíritu nos invita a descansar en este instante y contemplar la posibilidad de empezar a decidir.

Cuando esta enseñanza aparece en nuestra vida, es señal de que ya hemos tomado una decisión interna en favor de Dios. Toda la información que venga y veamos al respecto vendrá para reforzar esa decisión. Y para que ahí donde habíamos elegido tensión, sufrimiento, ego… elijamos de nuevo. Sabiendo ahora que existe otra alternativa y que “esto no tiene porque ser así.” La llamada del Amor ha tocado a nuestra puerta y hemos respondido. Celebremos el encuentro, aunque no percibamos ahora mismo todo lo que ello significa.

A veces la guía estará en darnos espacios para sentir y discernir. Espacios para entrar y leer por nosotros mismos esta enseñanza.

Y Recordar “La Paciencia infinita produce resultados inmediatos.”

 

No hay nada que temer// Respuestas a UCDM

Compartimos la pregunta que nos hicieron llegar y la respuesta.

Consultante:

Hola, estoy estudiando UCDM por mi cuenta e intento no ver videos sobre esto para que nadie me condicione. El caso es que me pasan cosas y no se si es que me estoy volviendo loca o es normal. Voy por las primeras lecciones, lo cogí con mucha fuerza, pero tuve que parar porque tenía muchas pesadillas y me dio por tener miedo a la oscuridad. Tenía que hacer un esfuerzo por levantarme de la cama por la noche si me daba sed. El caso es que después de esto, cuando duermo, escucho cosas en mi oído y esto me aterra, no se que dicen pero es como si alguien me hablara al oído mientras duermo y me despierto con el corazón desbocado. He tenido que dejar la lectura y ahora leo un poco y ya. ¿Me estoy volviendo loca?

Núria:

Hola, gracias por escribirnos y explicarnos tu experiencia.
Desde aquí enviarte un gran abrazo y decirte que nos llega tu fortaleza y deseo de paz. De ahí es de dónde sale esta pregunta y este compartir.

Entendemos que sientas miedo ante algo desconocido o que no sabes como interpretar. Explicarlo ya es parte de la curación.

Lo que te sucede es normal, parte de un proceso de conciencia, que en tu camino toma esta forma. En cada uno toma diferentes formas, pero el contenido subyacente es el mismo: miedo, culpa, confusión.

Tu mente es pura, es santa, es impecable, es armónica. Lo que ocurre es que hay una creencia activa entorno a la culpa, la separación, el dolor y eso ahora aparece para ser relevado y dejado. Dar un paso más.
Cuando tocamos con la Luz que somos, sale a la superficie todas las capas del ego. A veces puede tomar un matiz más estridente y más confuso, pero como bien dice el Curso no hay grados, y un pinchazo de dolor es lo mismo que un dolor aberrante. Los dos parten de la insubstancialidad del ego.

No nos estamos volviéndonos locos, sino despertando. Ir pasito a pasito, y ser amables con nosotros, es parte esencial. El ego se defiende y saca las artimañas para que frenemos y tengamos miedo a avanzar. Pero tenemos el Amor más infinito dentro, el Ayudante como le llama el Curso. Y no nos puede pasar nada realmente. El Espíritu Santo (llámale amor en tu mente, paz, tranquilidad Auténtica) te cobija y te acompaña. No estás sola. Dentro de ti tienes la serenidad, la Voz guía. Pídele ayuda, que te apoye en esta situación, que te muestre como mirar esto.
A veces en este proceso podemos necesitar de “una ayuda externa” que nos recuerde nuestra verdad interna más profunda. Que nos refleje al Espíritu Santo. Compartir, ver juntos que no pasa nada. Ayudarnos es parte natural de recordarnos que somos paz y estamos en Buenas Manos.

Desde aquí recibe un gran abrazo. Puedes preguntarnos lo que quieras, comentarnos lo que necesites.

María:

El propio Curso hace referencia a ello de este modo:
“Según se aproxime la luz te lanzarás a la oscuridad huyendo de la verdad, refugiándote algunas veces en cosas menos temibles, y otras, en el terror más absoluto.”

Y sigue así…

“Pero avanzarás, pues tu objetivo es pasar del miedo a la verdad. La meta que aceptaste es la meta del conocimiento, y esto lo demuestra tu buena voluntad. El miedo parece habitar en la oscuridad, y cuando tienes miedo es que has retrocedido. Unámonos inmediatamente en un instante de luz y eso será suficiente para recordarte que tu meta es la luz.
La verdad se lanzó a tu encuentro desde el momento en que la invocaste. Si supieras Quién camina a tu lado por la senda que has escogido, sería imposible que pudieses experimentar miedo.”

Te recomendamos leer el apartado del Curso al que pertenece y sentirlo con una mente abierta para avanzar en tu proceso, si así lo sientes.

Capítulo 18: III. Luz en el sueño